Eruditos de postal… o demagogos baratos.


Hoy, he experimentado algo que me ha ofuscado un poquillo y que me ha motivado para ponerme a escribir este artículo que tanto se aparta, en cierto modo, de la temática del blog.
Pero para eso está la clasificación de “uncategorized” y no es algo que pueda callarme o acabaré con una úlcera de estómago y una mala leche que no habrá quién me aguante.

Hablo de los “eruditos de la red”. Los sabelotodos que creen saber o quieren hacer ver que saben sobre alguna materia. O, los aún peores, los que quieren hacer ver que saben de todo y muchísisisisisisimo. Una forma como otra cualquiera de llamar la atención o de salvar frustraciones, carencias, o necesidades.
Por supuesto, hacer este papel en Internet es facilísimo. A fin de cuentas, nadie nos conoce ni sabes exactamente quién es el que escribe al otro lado de la pantalla.
Ojo, que no estoy hablando de la gente que se especializa de forma autodidacta o por experiencia en algo y lo muestra en un blog, en foros, en páginas web propias o donde sea. Por que estas personas encuentran gratificación en esa búsqueda, recopilación y aprendizaje en el proceso, totalmente respetable y admirable *que bien podían estar perdiendo el tiempo trincando como cosacos o viendo porno como la mayoría de la gente cuando se sienta ante la pantalla* y aún no he conocido a nadie entre este grupo que no acepte una crítica o una puntualización. De hecho lo agradecen. Lo agradecemos, que carajo… no negaré mi pertenencia a esta clase de personas.

Los especímenes de los que hablo son gente que pasa desapercibida y, en cuanto tienen oportunidad, lanzan sus “perlas” a modo de comentario en tu entrada, o en tu página o donde sea…
Se les reconoce fácil por que no hablan como los demás, no dicen simplemente: “oye, mira, creo que…” o “según tal fuente…” No. Ellos empiezan con un feliz y ególatra “Yo creo” o tal vez un “No, verás, eso que dices no es así, por que YO…” por eso, y por que cuando te pones a leer lo que supuestamente apuntan, te das cuenta de que ni siquiera se han molestado en mirar al wikipedia +mira que wikipedia no es muy fiable ¿eh? Bueno, pues estos ni eso+

Esta tarde sufrí uno de ellos. De hecho, todavía lo estoy sufriendo, a fin de cuentas, seguro que volverá a responder a mis intentos con fuentes claras *léase, diccionario de la RAE y un montón de teoría lingüística contrastada… que hay que tirar de fuentes poderosas para acallar a algunos…* de explicar las cosas con educación y razonando. Que no me importa discutir las cosas que se pueden discutir, pero las que son inamovibles es una pérdida de tiempo.

Lo triste de estos tipos es la cantidad de prejuicios que tienen, el gran uso de la demagogia que emplean, siempre escudándose en el mal de los demás para justificar sus errores… “por que no puedes decirme que esa palabra es incorrecta ¿acaso la gente que no tiene recursos para aprender en una escuela que el participio de freir es frito y no freido no tiene derecho a hablar castellano?” pues mira, tronco, esa persona tiene derecho hablar. Por eso hay que preocuparse de que esa gente tenga el acceso a la escuela que se lo enseñe. Pero eso no significa que haya que aceptar freido por que lo use una gran cantidad de gente sin recursos… ¡dale los recursos, gañan, y deja de autoengañarte!

Y cuando les explicas con educación que no, que mira, que no es que lo diga yo, que es que hay unas reglas por algo… se dedican a decirte, de nuevo haciendo gala de una demagogia mal usada, que “tienes estrechez de mente”.
Claro. Por que a fin de cuentas, eso de usar un diccionario es poco progre ¿no? Por que saberse la gramática de una lengua que la tiene como el castellano es ser friki en el mejor de los casos o un nazi en el peor.
Sí, sí, señores.

Y esto me lleva a pensar que esta gente piensa así por que nadie valora el maldito lenguaje.
No es más que una herramienta para quedar con alguien y echar un mal polvo en una esquina… esta gente que pasa su vida levantándose, vagueando, comiendo patatas fritas y acostándose entre sí antes de dormir de nuevo y sumergirse en ensoñaciones con olor a fritanga y sexo…
¿para qué el lenguaje?
Claro, claro, eso de que es lo que nos diferencia del resto de animales está olvidado por la otra gran demagogia del asunto… “¡oh, los animales también se comunican!” que sí, que sí, pero que hablamos del puñetero lenguaje humano, de ese que Saussure definió como que “se basa en la capacidad de los seres humanos para comunicarse por medio de signos. Principalmente lo hacemos utilizando el signo lingüístico. Aún así, hay diversos tipos de lenguaje. Puede estudiarse en cuanto a su desarrollo desde dos puntos de vista complementarios: la ontogenia, que remite al proceso de adquisición del lenguaje por el ser humano, y la filogenia.” Mientras que el animal es el que “se basa en el uso de señales sonoras, visuales, y olfativas, a modo de signos, para señalar a un referente o un significado diferente de dichas señales. Dentro del lenguaje animal están los gritos de alarma, el lenguaje de las abejas…”

Pero ¡bah! Para qué ¿verdad? total, no importa. Te van a entender igual digas “sabemos” que “savemos” ¿no?

Pues no, señores… las cosas tienen un maldito sentido.

Si se ponen reglas al lenguaje, es para que se usen. Y si existe una maldita disciplina lingüística que se llama “Semántica” es por que también está restringido el significado. Y no es lo mismo una jodida vampira que una puñetera vampiresa…. Y una prostituta no necesita vender su cuerpo con esa palabra, “vender”… por que seducir a alguien y sacarle pasta es ser igual de puta… por que lo haces por dinero y esa es la clave del significado de la palabra, maldita sea.

Y conste que no ocurre sólo con esto… he encontrado de estos “eruditos” en el frikeo *ni te cuento la cantidad de “listillos” que hay en el mundo de warhammer o el rol… grrrr* en las aulas * ¿quién no ha visto al que se lleva la chuleta de kilo en los bajos de la falda y saca un sobresaliente sin tener ni idea para restregarte después +a ti, que lo sabes con los ojos cerrados+ su supernota sin ir a las clases o estudiar?* en el trabajo *oh, sí, estos son encima los peores de todos… a fin de cuentas, a veces hacen peligrar el puesto*…

Y ¿sabéis qué?
Prefiero que me llamen elitista a ser uno de estos especímenes.

He dicho.

Anuncios

Una respuesta to “Eruditos de postal… o demagogos baratos.”

  1. Un aplauso chica. Te lo mereces, pienso 100% igual, más que nada porque soy amante amantísimo de ésta, nuestra lengua, el Castellano. ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: